Inicio > Asuntos propios > Qué lujo de somníferos

Qué lujo de somníferos

30 junio 2009

Desde hace varios días, vengo sufriendo algún tipo de trastorno del sueño (aprovecho para insistirle a la señora de la verdulería, que no soy anoréxico!) que me tiene como puta por rastrojo, me voy quedando dormido por las esquinas, mi rendimiento en el asalto mañanero hasta el punto en el que el reponedor vuelve a coger confianza…

Después de anteriores experiencias que no me dejaron muy buenos recuerdos y, de pasar en esta ocasión un par de veces por el médico, tengo en casita unas pastillitas que me prometieron que me irían requetebien para dormir y descansar por las noches. Y lo prometo, esta vez las compré en un sitio que tenía una cruz verde luminosa encima de la puerta de la entrada…. 😳

Pues bien, estas maravillosas pastillas las empecé a probar hace un par de días y, madre de dios, los comienzos siempre son difíciles. Hasta dos horas después de tomármela no me empezó a hacer efecto, estuve todo ese tiempo moviéndome de un lado a otro, bajando a la cocina a beber agua, asomándome a la ventana…. Pero cuando ya me había dado por vencido caí redondo a la cama, lo que viene siendo hacerle el salto del tigre al colchón.

En ese momento me quedé dormido y empecé a soñar. La verdad es que el tema del sueño me extrañó porque soy de los que por las mañanas no recuerdan lo que han soñado. Pero bueno, estaba soñando creo que con que una familia de extraterrestres pelín gelatinosos se mudaban temporalmente a nuestra casa así que estaba medio desquiciado porque no sabía si íbamos a tener colchoches suficientes. Y fue ahí, en ese preciso instante, cuando cerré los ojos y al abrirlos volvía a estar en la cama al lado de Nhumanity. Todo lo demás se había esfumado, ni faltaban colchones ni la familia blandiblú iba a usar nuestros cepillos de dientes. ¡Coñó! (lo acentúo para darle más énfasis 😉 )

Pues nada, vuelvo a cerrar los ojos y veo que me tengo que ir a trabajar, cojo los bártulos y estoy en una gasolinera (¿?), instalo un servidor y antes de haber terminado me piro, debe ser la hora de volver a casa 😀 . Para la vuelta me alquilo una scooter (es que abren de madrugada?) y tan contento para casa. Por el camino, como esos trastos son muy lentos, me entretengo con el freno de atrás en las curvas…. De repente me encuentro un control de policía en el que están parando hasta a los super-barrenderos. Cuando me detengo delante de los agentes me doy cuenta que no tengo ni papeles, ni nada que demuestre que estaba trabajando, ni siquiera llevaba puesto el casco!! (ahora me explico esa ligera brisa que sentía en la cara). Desconsolado cierro los ojos y…. aparezco en calzoncillos en la cama con un sofocón de la hostia, ¿cuántos puntos me han quitado al final?

Poco a poco, y después de unos cuantos sueños más, me voy dando cuenta que no son nada más que eso, sueños. y que en el momento en el que cierro los ojos me despierto y vuelvo a la tranquilidad del hogar, dulce hogar. Esto es la polla!!!

No todos los sueños son malos, los hay de todo tipo, pero sé que si el que estoy viviendo no me gusta siempre puedo cerrar los ojos y se acabó!. Incluso en ocasiones, si “termino” un sueño que me gustaba puedo volver a él si me vuelvo a dormir nada más despertarme. Y como colofón, cuando se me pasa el efecto de las pastillas, sobre unas 8 horas después, me siento la hostia de relajado y descansado. 😎

Esta noche, tras recibir serias amenazas (por lo visto todo lo que hablo en los sueños lo digo en voz alta y molesto a quien duerme conmigo, ejem….), he intentado pegar ojo sin la pastillita pero no ha habido forma, hasta que no me la he tomado he sido incapaz de conciliar el sueño, un agobio increíble…. Pero ha sido tomármela y a flipar…. Y la verdad es que ahora mismo no me acuerdo de ninguno de los sueños que he tenido pero estoy seguro que han sido los más chulos de todos estos días…. Y sino que se lo digan a Nhumanity que esta noche me desterrará a otra de las habitaciones para dormir 😦

Pero… que le den al resto de las drogas, ¡yo me quedo con estas!

Anuncios
Categorías:Asuntos propios
  1. El funcionario inservible
    30 junio 2009 en 14:04

    Cuidao… que al final todo son drogas… no te enganches… o si?? 😛

  2. 25 julio 2009 en 01:26

    Hola navegando en Internet encontré tu blog, que me párese muy interesante.

    Saludos: lo mas codiciado del planeta

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: