Inicio > Living in Pozuelo, Me cawen tó > Aquí no damos cambio

Aquí no damos cambio

18 mayo 2009

El pasado viernes nos dedicamos a vaciar el piso de Pozuelo en el que vivíamos. A eso de media mañana llegamos con una fragoneta y tuvimos que aparcar en la zona azul de delante del portal. En ese momento no tenía suelto pero sí un bonito billete de 10€ así que me dirigí a una pastelería que tenemos teníamos al lado de casa a que me dieran cambio.

Después de esperar un par de minutos a que la dependienta estuviera libre, farfulló unas cuantas palabras y se largó. Vamos, que no tenía cambio. Raro pero bueno, salgo y me voy al restaurante de al lado. Todavía no habían abierto y al pedir cambio me respondieron que la caja estaba cerrada. En este momento ya se me empezaron a inflar las pelotas narices. No quería consumir, sólo cambio, y no creo que esperen hasta la “hora de abrir – 1 minuto” para llenar la caja de dinero. Pero bueno…. De nuevo, fui a otro bar que hay al lado, me dirijí al camarero, le pedí amablemente cambio con una sonrisa y, el muy cabrón, me responde con un rotundo NO, sin más explicaciones.

Y aquí ya es cuando los ojos se me inyectaron en sangre, me saqué la katana y me lié a machetazos con todos… Aunque bueno, ésto sólo ocurrió en mi cabeza. Puedo entender que se reserven el derecho de dar o no cambio a la gente, a ellos les interesa ganar dinero y si no consumes no ganan. Vale, pero por fortuna tengo yo el mismo derecho de cagarme en sus muertos, dicho desde el cariño.

Desde mi punto de vista, algo tan simple como darle cambio a una persona, ese simple gesto de amabilidad ya me haría apuntarme una nota mental que dijese “hostia, qué amable, si un día tomo algo en un bar procuraré que sea en este” en vez del “ojalá te mueras chacho” que se me pasó por la cabeza. Nunca, de las veces que he tenido que pedir cambio en toda mi vida, me han puesto ningún problema salvo en estos locales

MORALEJA: me cago en todos los hosteleros de la calle Grecia de Pozuelo. Y es una pena porque al haberme ido de esa zona nunca sabrán que en ese justo instante perdieron un posible cliente (aunque tampoco creo que les importara una mierda)

Anuncios
  1. Anónimo
    2 noviembre 2009 en 12:57

    los bares no son bancos

  2. Cletus
    2 noviembre 2009 en 18:40

    Ya, bueno, tu madre tampoco es buena en la cama pero de vez en cuanto tiene la amabilidad de aliviarme hace lo que puede 😎

    A mi tambien me ha tocado vivir lo que cuentan en este post y no sienta nada bien, cierto es que no son bancos pero hay algo que se llama amabilidad….

    Pero bueno, para que engañarnos, siempre habra josdeputa como tu que se nieguen a echar una mano a la gente… Ojala algun dia necesites tu una mano de alguien, te den la espalda.

  3. Nhumanity
    2 noviembre 2009 en 21:15

    Anónimo hasta ahí llegamos. Claro que no son bancos, pero como dice Cletus consiste en ser amables y ayudar en un momento dado.

    Muakakiss

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: