Inicio > Living in Pozuelo, Me cawen tó > LECCIÓN 2: mi perra tiene todas las vacunas al día

LECCIÓN 2: mi perra tiene todas las vacunas al día

8 octubre 2008

Describo la escena:

Vamos paseando por la calle con nuestra perra y nos cruzamos con el típico pijo gilipollas que, también con perro, es incluso capaz de cambiarse de acera con tal de que mi perra no se acerque a su bola de pelo.

Estoy completamente seguro que subnormales así los hay por todas partes y no es algo que ocurra únicamente en Pozuelo (por lo de la categoría en la que he incluído este post).

Y vale, puede ser que los “pijo-perros” sean poco sociables y sus dueños eviten el enfrentamiento con otros perros pero es que es muy sospechoso que todos esos mismos dueños parecen estar cortados por el mismo patrón.

Estoy pensando que la próxima vez que me cruce con uno de estos patéticos personajes me voy a acercar a él con el rostro desencajado y, cuando menos se lo espere, voy a gritar…

¡Tenemos la lepra!

Anuncios
  1. 8 octubre 2008 en 09:31

    Eso si que no me lo creo, como mucho le harías una de tus archiconocidas caidas de ojos acompañada de un ligero encogimiento de hombros.

    Si y solo si, por alguna razón ese día te encontraras especialmente extrovertido te atreverías con un leve murmullo gutural.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: