Inicio > Mentes sucias > Somos lo que comemos

Somos lo que comemos

19 febrero 2008

Una noticia del 20minutos.es me ha recordado aquello de que el sabor del semen depende de la alimentación.

Se dice que alimentos como los espárragos, pollo, ajo, cebolla, productos lácteos, carne roja, brócoli, coliflor, coles de Bruselas, alimentos grasos, especias, café y chocolate le confieren un sabor desagradable.

En cambio, entre los alimentos que al parecer le darían un buen sabor se encuentran: ciruelas, mango, piña, nectarina, naranja, limón, lima, perejil, cilantro, menta, hierbabuena, pomelo, té verde, los dulces en general y el zumo de manzana.

Ejem… Aquí es donde me contengo las ganas de preguntaros a vosotr@s si habéis probado el semen y que nos contéis vuestras experiencias. Sin embargo, tampoco voy a esperar que nadie diga nada tan íntimo en los comentarios 😉

Por cierto, que se animen los diabéticos, que no todo es malo…

El semen de los hombres diabéticos tiende a tener sabor a miel o a melón, debido al exceso de azúcar de su organismo.

Supongo que esto no compensa todo el follón de la insulina pero…. 🙄

¿Cuánto tiempo tarde el organismo en convertir las coles de Bruselas en un semen amargo?. Por cierto, no me puedo creer que el chocolate esté en la lista negra 😥 . Y bueno, para los que ni con éstas consiguen convencer a sus parejas de que su semen es digno de un restaurante de cinco tenedores, siempre queda hacer gárgaras antes de la mamada

Si la sensación de mal sabor persiste pese al intento de cambio de hábitos alimentarios, puede deberse en parte a una aprensión de orden psicológico a la hora de practicarle el sexo oral. Quizá para esto puede ser de ayuda usar como complemento bebidas que disimulen el sabor de los genitales y ‘limpien’ la boca durante la felación, como son la cerveza, la cola o el té de menta.

😈

Anuncios
Categorías:Mentes sucias
  1. 19 febrero 2008 en 10:38

    El artículo no lo menciona pero yo diría que se trata de un estudio de la afamada Fundación Mónica Lewinsky

  2. 19 febrero 2008 en 22:47

    Estoy contigo… jajajajaja y lo del azúcar no lo sabia. Ahora en vez de preguntar si trabajas o estudias, la pregunta será: eres diabético o no?

    Muakakiss

  3. 19 febrero 2008 en 23:30

    No me creo, por muy diabético que uno sea, que el semen vaya a tener sabor a miel. Jajaja.

  4. Duna
    21 febrero 2008 en 17:47

    Pues acabo de leer que hay pastillas para cambiar el sabor al semen 😯

  1. 20 febrero 2008 en 09:08
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: