Inicio > Asuntos propios, Cachondeo > El chico de la curva

El chico de la curva

28 enero 2008

¿Quién no conoce esa leyenda urbana de la chica de la curva?. Tal vez sea una de las leyendas urbanas más conocidas. Sin embargo, hay otras parecidas de las que no todo el mundo está al tanto. Un ejemplo es el que os traigo a continuación, el chico de la curva.

Según cuenta la historia, un chico cambió su moto, una flamante CBR, por un quad. Después de esta decisión inconsciente e irreflexiba, ese mismo día dejó que su futuro cuñado lo probase, le dejó dar una vuelta a la manzana. La peor decisión que pudo tomar nunca, peor que la de comprarse un quad.

El cuñado, muy lanzado él, se subió al quad y tiró para alante. En la primera curva se dió cuenta que no había forma humana de que ese trasto girase y terminó dando un frenado porque iba directo a la pared. Giró el manillar, aceleró y pudo corregir la trayectoria. En las siguientes curvas ya fue capaz de girar, sabía que había que hacer mucha fuerza sobre el manillar y echar el cuerpo hacia dentro de la curva.

Sin embargo, cuando su orgullo empezó a crecer y su autoestima tuvo rienda suelta se topó con la curva. Se trataba de una chicane, dos curvas seguidas en forma de S. El pobre incauto tomó bien la primera pero en la segunda se dió cuenta que era incapaz de girar, el quad iba directo contra un árbol. Cuando llegó a ese punto de no retorno en el que sabía que se la iba a pegar apretó fuertemente los frenos, se dejó media rueda en el asfalto pero consiguió ahorrarse el estacazo.

Con el rostro pálido, se bajó del quad e intentó, en vano, tirar de él para bajarlo de la acera. En ese justo momento, un coché pasaba por la calle. “De puta madre, este gilipollas va a ver la hostia que me he dado y se va a reir de mi”, pensó el chico. De hecho, se sorprendió cuando el coche paró a su altura y de él bajó el dueño del quad y su novia (la del pardillo). Todos se miraron entre sí y el silencio se rompió por las carcajadas de los tres.

Pues bien, esta leyenda urbana no tiene nada de leyenda. El experto piloto de quads que se comiío la curva fue Amiantum 😈 , el dueño del quad es mi hermano y la novia guapa y elgante soy yo 😎 . Ains, lo que nos pudimos reír esa tarde y lo poco que me faltó para quedarme soltera.

Anuncios
Categorías:Asuntos propios, Cachondeo
  1. 28 enero 2008 en 09:51

    Espero que tu hermano se lo tome con la misma filosofía.

    Si a un cuñado mío le presto el coche/moto/quad/bicicleta/vehículo de cualquier tipo y en menos de 10 minutos lo veo que va a estrellarse contra cada árbol del camino y me lo devuelve montado a la acera y con una rueda cuadrada del plano que le hizo con el frenazo, sí que me iba a reír, pero de ver qué bien le quedan todos los dedos de mi mano marcados en su cara del bofetón que le propinaba.

  2. 28 enero 2008 en 23:47

    la madre que te pario… te pedi que eso no saliera de ahi y vas y lo sueltas en el blog 👿 Menos mal que lo lee poca gente 🙄

    En fin, no pasa nada… a lo hecho pecho. Si, que pasa, casi me como el arbol pero lo consegui esquivar, eso dice mucho de mi pericia a los mandos de un quad 😎

    ahora en serio, que acojone. Me alegre de que los que veniais detras fuerais vosotros, solo queria soltar ese trasto y largarme. Sabia que los quad se pilotaban de una forma especial pero es que esos trastos no giran nada!

    Ahora si que estoy orgullosisimo de mi CBR 😀

  3. 28 enero 2008 en 23:55

    si te dejaste media rueda en el suelo!!!

    como dice morongo, todavia no se como mi hermano no se lio a palos contigo! 😀

    tu? pericia con el quad? espera que me ria… juas juas juas

    ains… conformate con el correpasillos y date con un canto en los dientes 😈

  4. pitoloco
    15 octubre 2009 en 02:09

    CHINGA TU MADRE

  1. 4 febrero 2008 en 09:22
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: