Inicio > Asuntos propios > Una tarde en el circo

Una tarde en el circo

5 noviembre 2007

Os debo comentar un pequeño secreto: nunca había ido al circo 😳 . Sin embargo, este secreto ya no es tal y no porque os lo haya contado (que también) sino porque oficialmente ya puedo decir que sí que he ido al circo!

Ole,ole y ole!! :mrgreen: Resulta que el sábado Hariel me sorprendió con un par de entradas para el Gran Circo Mundial así que había que aprovecharlas 😀 . Por cierto, gracias al GPS y me cago en los túneles de la M30 y su pérdida de “cobertura” 👿

Después de una visita no planificada por el barrio nos adentramos en el mundo del circo. A decir verdad no esperaba ninguna sorpresa, me lo esperaba como en la tele y, por lo menos por fuera, sin sorpresas. Eso no quiere decir que no me sorprendiese el ambiente que había, las enormes colas que había para sacar entradas y para entrar… Dios bendiga la venta anticipada de entradas 😎

Y por dentro, circense total! 😀 Genial, impresionante. Para hacer tiempo hasta que empezara el espectáculo, tenían un elefante al que la gente podía subirse y sacarse una foto. Y como no podía ser de otro modo, Hariel se fue de cabeza a montarse encima del bicho 😀 Me encanta, si le apetece hacer algo lo hace sin más 😉 .

En el circo

3, 2, 1… Empieza el show! Trapecistas, equilibristas, magos, payasos (cómo no!!)… Me tiré más de 2 horas con la boca abierta como cualquier crío de los cientos que había allí. A veces miraba de reojo a Hariel y la veía riéndose de la cara de atontao que tenía. Y sí, ¿qué pasa?, lo estaba flipando en colores!

Se me salían los ojos con los 3 motoristas que metieron en una esfera de metal…

Amos, tengo que hacer eso yo y a parte de los hostiazos que me hubiera pegado, hubiera soltado toda la pota dentro del casco… Tienen que tener un hueco en el depósito para poder apoyar los huevos que tienen que tener esos tíos.

Pero vamos, ni de lejos fueron los que más asombrados me dejaron. Con los equilibristas también se me resecó la boca de tenerla abierta, increíble lo fuertes que tienen que estar esos tí@s…. Vergüenza de lorzas que tengo… 😥

Y para terminar, los payasos, ¿qué sería del circo sin los payasos?. Reconozco que esta parte era con la que más prejuicios iba, me esperaba a unos pavos pintados de blanco y con nariz roja haciendo bromas de cuando Miliki era joven (fijaos en la segunda fila de imágenes 😉 ). Y me alegro haberme equivocado. Sin duda no debe ser nada fácil ser un payaso, saber hacer reír a la gente sobre todo en estos tiempos en los que cualquier cosa sirve como excusa para montar una guerra o acudir llorando al primo de Zumosol. Pero éstos se metieron a toda la gente en el bolsillo y, sobre todo, el último show con un cuadrilátero de boxeo en el que sacaron a varios del público fue lo mejor.

En fin, que me lo pasé como un crío, fue genial, la caña…. aahhhggg!! 😀 Y nada, agradecerle a Hariel que me sacase de casa y me permitiese conocer el circo. Mil gracias enana! 😀

Y bueno, aunque durante la función todo parece muy bonito, lo cierto es que cuando bajan el telón debe venir lo más duro. No debe ser nada fácil tener que estar cada poco tiempo viajando de un sitio a otro, sin un hogar estable. O, como fue el caso, que los motoristas kamikazes sean los que rompen los tickets de las entradas a la puerta, o que los equilibristas se dediquen a sentar a la gente en sus asientos. Detrás de ese mundo de fantasía e ilusión que ofrecen se debe esconder un trabajo muy sacrificado. También a ellos me gustaría darles las gracias por arrancarnos una sonrisa que, a pesar de ser algo tan trivial, a ellos les cuesta tanto sudor. Mil gracias a vosotros también.

Y nada, quien haga tiempo que no se pasa por el circo ya está perdiendo el culo para pillar unas entradas 😀

Anuncios
Categorías:Asuntos propios
  1. 5 noviembre 2007 en 11:17

    Hariel, qué valiente encima del elefante! 😀
    Una foto muy bonita, lástima que se te ve de lejos.
    A mí también me gusta subirme encima de todo lo que pillo y hacerme fotos de recuerdo. 🙂

    Amiantum, si nunca habías estado en un circo es normal que te haya gustado tanto. Me alegro de que lo pasarais tan bien. Es toda una experiencia, claro que sí. ;D

    Un besazo a ambos.

  2. 5 noviembre 2007 en 12:16

    Me has dado ganas de ir a mí.

    ¿Te han pagado la publicidad?

  3. 5 noviembre 2007 en 14:36

    Dont worry, tenemos otra foto de mas cerca pero es de tan cerca que no se distingue si es un elefante o el columpio de un parque 😀

    Morongo, ¿tanto se nota que me están untando? 🙄 (de billetes, malpensaos)

  4. 5 noviembre 2007 en 22:15

    Ni me lo pensé… me encantan los animales. Ha sido una experiencia alucinante el subirse a un elefante, mágico, increíble buag la caña.

    Y sin duda no olvidaré la carita que tenía Ami, en serio me encanto y me volvería a gastar la pasta que me gaste por ver la cara, tenia los ojos como platillos sin parpadear, de vez en cuando me miraba como un chikillo con la boca abierta y me decia: “Has visto eso… ala” jajajja no cambio por nada del mundo esas dos horas.

    Muakakiss

  5. 5 noviembre 2007 en 23:23

    Yo estuve hace un par de años en el circo también porque me arrastraron a ir y no me arrepiento. Fue una gozada.

  6. 6 noviembre 2007 en 21:58

    Joderrr no había visto el segundo vídeo, pero que dolor de espaldaaaaa y de toooo que me ha entrado, ufff es un vídeo no acto para personas mayores como yo ;P

    Muakakiss

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: