Inicio > Armamente > Policía del pensamiento

Policía del pensamiento

21 febrero 2006

Hay quien opina que no sólo las acciones pueden ser ilegales; también las ideas. La simulación de crímenes puede ser criminal. Aunque sea un juego. Por eso Australia rechaza un videojuego que simula una acción ilegal (hacer pintadas), por eso se pide en Europa la censura de los videojuegos violentos, por eso se exige en EE UU la persecución de fotografías sexuales que son de adultos, pero parecen de niños. El acto delictivo ya no es suficiente para exigir que el estado intervenga: basta con su apariencia. Debiéramos pues prohibir las películas y los libros con violencia. Nos quedaríamos sin literatura, sin teatro, sin cine, sin Biblia ni Corán, incluso sin juego: no más Policías y Ladrones, no más Ajedrez. Pedimos libertad de expresión en el nombre de la democracia, pero la limitamos en el nombre de la protección al menor. Pero la simulación no es un crimen, y el juego es simulación. La ley debe reservarse para quien causa daño ajeno. No para quien simula.

Más en El retiario

Anuncios
Categorías:Armamente
A %d blogueros les gusta esto: