Inicio > Armamente > La iglesia tiene dificultades (II)

La iglesia tiene dificultades (II)

18 enero 2006

Manolo Saco continúa en Saco sin fondo:

Decía ayer que no comprendía cómo la Iglesia, una de las primeras empresas de este país por número de trabajadores, sedes laborales, financiación del estado, exenciones fiscales, posesión de bienes muebles e inmuebles, colegios, un profesorado ingente, iglesias, monasterios, universidades y medios de comunicación… decía que no comprendía cómo el presidente de la Conferencia Episcopal se quejaba, a pesar de la omnipresencia de la Iglesia en todos los estratos de la sociedad, de que “encuentra dificultades para propagar el Evangelio”. Algo están haciendo mal, porque el Evangelio se tarda menos en leer que “El señor de los anillos” o “El Quijote” mismamente, aunque debo reconocer, en honor a sus cuatro autores, que no es menos entretenido.

Pero hoy he recapacitado (me estáis convirtiendo entre todos). Hay que apoyar a monseñor Blázquez porque a pesar de ese despliegue de medios, el Evangelio sigue sin entrar en los duros corazones de buena parte de los católicos. No tenéis más que leer los insultos, desprecios, y malas formas, más propias de un ateo (se supone) que de un cristiano de misa dominical, con que han adornado ayer este blog. Si van a misa y no aprehenden el mensaje evangélico, ¿qué podemos hacer, monseñor? ¿Más colegios religiosos, más horas de estudio de la asignatura de religión, más emisoras de radio?

Cuando oigo los mensajes insultantes y tan poco evangélicos de nuestros políticos del Opus Dei y legionarios de Cristo, el mensaje desestabilizador y golpista de senadores como Cacharro Pardo y Carlos Benet que, en cambio, no se pierden una procesión, comprendo lo que ha querido decir con su mensaje, comprendo su preocupación y la de toda la Conferencia Episcopal que preside.

Si nos asegura que es únicamente cuestión de dinero el conseguir una mejor educación de sus fieles, que el Evangelio alcance sus corazones, estoy dispuesto desde aquí a liderar una colecta. Por que vayan al cielo soy capaz de endeudarme y hasta de ir al infierno a por dinero. Pero, por favor, abandonen sus palacios y vengan de misiones por estas tierras de infieles. Hagan algo para evangelizarlos, o se nos condenan

Se lo dedico a Dominus, que sé que le gustará 😛

Anuncios
Categorías:Armamente
  1. ==Dominus==>
    18 enero 2006 en 09:54

    Gracias Amiantum… pero yo pienso como este hombre…. si los “grande la iglesia” aún se niegan a abrir los ojos al mundo real (preservativos, colaboración con otras religiones, des-“religionalizar” la escuela…) no conseguirán sino anclarse aún mas en el pasado, llegando incluso a desfasar en sus planteamientos (recordemos la propuesta de Ratzinger Z de volver a la misa en Latín).

    Consecuentemente, si no deciden abrir su mano, dejar que los ciudadanos sean libres para abrazar su doctrina (son conscientes de que no son los únicos, de que españa no es un país mayoritariamente católico si no que la mayoría de los que estamos bautizados es consecuencia de los “bautizos en masa” o bien, constamos en sus registros cuando somos ateos convencidos (mi caso).

    Como bien dice Manolo Saco, sus “cabecillas” políticos, son los primeros en dedicarse a tirar por tierra “las enseñanzas de Dios”, que se dedican a tildar de inmorales a personas que se aman o, sencillamente, los comparan con animales (mejor no recordemos ciertos episodios de la modificiación del Código Civil), y que, sin duda no ha causado la quiebra civil de la sociedad (recordemos que en los años 80 cuando se planteó el divorcio se abrieron los mismos frentes y con las mismas excusas… y ahora sus ministros también se divorcian)

    Por todo esto, solo les pediría a los grandes señores de la iglesia, a sus políticos y a sus medios de comunicación que dejen de plantearnos el apocalipsis cada día, que dejen de crispar el tono político y social, que no nos dividan y de una vez por todas se dediquen a propugnar su propia VERDAD:

    Vende todo lo que tengas, entrégalo a los pobres y honra a Dios

    P.D.: Aún recuerdo lo que me dijo el cura que me dió la comunión “Si yo no fuese cura… yo tampoco creería en la Iglesia

  2. Amiantum
    18 enero 2006 en 10:11

    Pedazo comentario.

    La verdad es que la iglesia está estancada en el pasado, y no parece que vaya a evolucionar.

    También me lamentable que todos aquellos que predican la fe cristiana, los dogmas católicos, todos aquellos que piden cumplir con los mandamientos, sean los que luego más se los pasan por el forro.

    ¿Si tan católicos son algunos políticos porque luego se dedican a ignorar a aquellos a los que, por su religión, deben amar como hermanos?

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: