Inicio > Armamente > Bustamante VS Top Manta

Bustamante VS Top Manta

20 octubre 2005

David Bustamante, el desinhibido ‘currela’ que se bajó del andamio para caer simpático a media España y convertirse en estrella en el primer Operación Triunfo, se ha enrolado en la guerra contra las copias ilegales. Impulsado por tan santa causa se dedica a increpar a vendedores ambulantes y difundir acusaciones apocalípticas. ‘Busta’ se siente robado cuando sus discos se venden sin darle su parte. Y tiene razón; por cada copia ilegal él pierde casi 1,7 euros, suponiendo un precio de 18 euros y que su contrato es estándar; el autor de la canción pierde 0,73 euros (cifras de AFYVE). De hecho el cantante está entre los menos perjudicados por la venta irregular. Otros pierden más del 90% del precio. Pero no dan la cara.

Los vendedores son ilegales que ganan cuatro perras; el precio en el ‘Top Manta’ está entre 3 y 6 euros, y de ahí han de salir los costes de producción, que no puede ser muy inferior al legal, de distribución, etc. Según autoridades citadas en el reportaje, con el resto se financia el terrorismo nacional e internacional, la pedofilia, el tráfico de armas, la trata de blancas, la producción de drogas, las apuestas ilegales, el robo de coches y probablemente el asesinato de Julio César. O poco menos.

¿Y quiénes son los pérfidos financiadores de tan nefanda actividad criminal? Pues los ‘fans’ de Bustamante. Gente que quiere escuchar sus canciones. Gente que le votó en la Academia. Gente que va a verle a sus conciertos. La gente que, literalmente, hace de él una estrella. Su gente. A ellos acusa Bustamante de ladrones, de filoterroristas y de cómplices de asesinato. A ellos, tras los insultos, les exige se conviertan en soplones.

Sí, es cierto: los vendedores violan la ley. También es verdad que no hacen daño físico a nadie. Ellos, y quienes les suministran las copias, se aprovechan de una verdad económica: el precio de los discos es desmesurado. El mercado de la música es un injusto desastre en el que hay intermediarios que se llevan mucho dinero. Ésta es una parte real del problema que los programas ‘antipiratería’ se niegan a contemplar. Es mucho más sencillo y espectacular difamar al ‘Top Manta’ y levantar inflamatorios y dudosos testimonios que trabajar por una industria musical justa.

Las cosas no son tan sencillas. Y desde luego acusar de ladrones y de simpatizar con asesinos a gente que sólo quiere escuchar tu voz no genera simpatía. Sin la cual, Bustamante, no hay estrellato. ¿Merece la pena jugarse así la cara por los beneficios de terceros?

Extraído del Retierario de Pepe Cervera (columnista de 20minutos)

Ya comentamos en este blog que el pasado 18 de octubre, la periodista de investigación Mercedes Milá (nótese el tono irónico) trató el tema de la posible financiación del 11-M mediante la piratería ens u programa Diario de…

Aquí podemos ver un momento del programa en el que Milá y Busta se dedican a increpar a un vendedor del top manta

Por cierto Bustamente, tú que tanta conciencia tienes…, ¿qué te parece el plagio que supone la contraportada de uno de tus discos? Supongo que, como afirmarás, aunque no haya sido cosa tuya tendrás algo de voz y voto en tus propios discos, ¿no?.

Anuncios
Categorías:Armamente
A %d blogueros les gusta esto: