Inicio > Armamente > Realidad en la pasarela

Realidad en la pasarela

22 septiembre 2005

Esta mañana, de camino al trabajo en el metro, he visto en el periódico cómo el actor Eduardo Gómez (conocido por todos como el padre de Emilio en Aquí no hay quien viva) hacía de modelo en la pasarela Gaudí.

Creo que es la primera vez en la vida que veo a una persona normal y corriente encima de una pasarela (sin contar a las pasarelas de tallas XL). Por fin veo en una Gaudí a una persona que perfectamente podría encontrarme por la calle y no tanta modelo anoréxica.

Pero no quiero ser tan optimista, me mantengo frío y sé que se debe a una forma de atraer la atención del público usando al conocido personaje y no como un cambio en el mundo de la moda.

La moda, el culto al cuerpo, es una forma de fascismo. Machacar a la gente corriente que el único modo de estar in es ser así de delgado, así de guapos. Mientras que si no eres así, estás condenado a ser un paria.

La fragilidad psíquica de los adolescentes (y no tan adolescentes) les convierten en personas maleables, a las que fácilmente se las puede inducir a creer que estando delgada@s serán mucho más felices. Y eso únicamente conduce a la anorexia y a otros desórdenes alimenticios.

Aunque como en todo, esto está movido por intereses, por dinero que acaba en manos de gente que no tiene oídos para escuchar los lamentos de tantas personas que están muriendo por querer parecerse a un modelo estético que ellos han impuesto.

Anuncios
Categorías:Armamente
  1. Yummy
    27 septiembre 2005 en 08:49

    La verdad que tienes razon en todo.Deberiamos ser mas conscientes de esto ya que nos afecta a todos ( jovenes, menos jovenes…).

    Yo, por un lado, entiendo que las grandes marcas tengan que llamar la atencion con personajes famosos y con belleza, pero tambien podrían ser conscientes del daño que pueden hacer y dejarse de estrategias de marketings y poublicidad, ya que tambien llamarian la atencion si en una pasarela desfilaran gente normal, e incluso lo mejor de todo, es que llegaria un momento en que nos acostumbrariamos y llegaria a ser la forma normal de publicidad.

    Tambien creo que nosostros debemos de dar el primer paso en esto de “estar delgados”. Solo se vive una vez, y bastantes sacrificios hacemos a lo alrgo de nuestras vidas como apra hacer otro mas.
    Si es cierto que debemos de estar sanos pero no martirizarnos para estar como quieren.Por lo tanto deberiamos de no amrtirizarnos ni martirizar al que este gordito o rellenito, empezemos nosotros a cambiar las cosas sino quien lo hara? Un saludo

  2. Amiantum
    27 septiembre 2005 en 09:15

    Tienes toda la razón….

    😉

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: